0
No has añadido ningún producto aún.
FutBlog.

Jugadores

Fabio Cannavaro, el pequeño central de oro

Hablemos de fútbol; llega el turno de Fabio Cannavaro, central italiano que jugó entre 1993 y 2011.

En la temporada 93/94 debutó en la Serie A, con 19 años y en su Nápoles natal. Estuvo dos años más allí y acabó siendo titular indiscutible, coincidiendo con jugadores como Daniel Fonseca, Jonas Thern, Paolo Di Canio, Alain Boghossian o Freddy Rincón. Después, en verano del 95 fichó por el Parma, a los 22 años. Allí explotó como jugador, convirtiéndose en uno de los mejores centrales de la liga italiana.

Cannavaro llegó al Parma, un equipo que estaba a un gran nivel, con jugadores italianos de mucha categoría como Dino Baggio y Gianfranco Zola; y extranjeros de la talla de Thomas Brolin y Faustino Asprilla. El Parma venía de ganar el primer título de su historia, la Coppa de Italia de 1992. Desde entonces y hasta llegar Fabio, el club italiano ganó tres títulos internacionales. Destacamos la Copa de la UEFA del 95, en la que batió en la final a la Juventus.

En su primer año, aunque el equipo quedó en sexto puesto en Liga, fue el tercer club menos goleado. El central italiano obtuvo la titularidad en la zaga y empezó a demostrar que no se habían equivocado al confiar en él. Ese mismo año, debutó un jovencísimo Gianluigi Buffon, con el que formaría una dupla letal, defensivamente hablando. Destacar que los parmesanos, para demostrar que iban en serio, a la vez a que a Fabio ficharon a Hristo Stoichkov.

Para la temporada 96/97, se apuntaló el equipo con Lilian Thuram y Hernán Crespo, aparte de la titularidad de Buffon. De esta forma, el Parma estuvo a punto de ganar la Serie A. Quedó subcampeón por detrás de la Juventus y recibió 26 goles en Liga, sólo batido por la Juve y con nueve goles en contra menos que el tercero que menos encajó.

Tras una temporada posterior sin mucho brillo, el año siguiente volvió a ser exitoso. La 98/99 se ganó la segunda Coppa y la segunda UEFA del club. Y la siguiente temporada, el Parma ganó la Supercoppa de Italia. En estos años, Cannavaro siguió siendo titular indiscutible y su valor siguió aumentando.

Los dos últimos años en el Parma, el segundo de ellos ya sin Buffon, siguieron siendo buenos en Liga; y en la 2001/2002 el equipo parmesano volvió a proclamarse campeón de la Coppa por tercera vez en su historia. A esas alturas, ya se habían unido jugadores como Juan Sebastián Verón, Ariel Ortega, Márcio Amoroso o Matías Almeyda. Sería fruto de la casualidad, pero aquel último año de Fabio en el Parma supuso el último título de la historia del club hasta la fecha.

En verano de 2002 lo fichó el Inter de Milán, por 23 millones €. Y fue un gran año para el equipo nerazzurro, pero se quedó a las puertas de la gloria. Ofensivamente eran muy peligrosos y el bloque defensivo era muy interesante. A Francesco Toldo, bajo palos, le acompañaban Javier Zanetti, Iván Córdoba o Marco Materazzi, además del propio Cannavaro. En la Champions llegaron a semifinales; y en Liga fueron subcampeones. El año siguiente no fue bueno para el Inter y la Juventus ficho al central napolitano por 10 millones €.

Estuvo dos temporadas en la Vecchia Signora y ganó dos ligas. Pero como ya recordamos en el artículo que dedicamos a Alessandro Del Piero, la Juve fue desposeída de ambos títulos por el ‘Calciopoli‘, un escándalo deportivo de amaño de partidos. Además, la Juve fue enviada a la Serie B, por lo que muchos jugadores, entre ellos Fabio, abandonaron Turín.

En ese punto, llegamos al momento cumbre en la carrera de Fabio Cannavaro. Se jugaba el Mundial de Alemania en verano de 2006. La defensa de la selección la completaban Gianluca Zambrotta, Materazzi y Fabio Grosso, con Buffon bajo palos, obviamente. En la fase de grupos, ‘Gigi’ tan solo encajó un gol en los tres partidos. Las rondas eliminatorias comenzaron con un rival asequible, Australia, y siguieron con otro que no era complicado, como Ucrania. En ambos partidos no recibieron ni un gol. Ya en semifinales, les tocó Alemania; y los azzurri vencieron por dos goles a cero, destacando su planteamiento defensivo. Y así llegó la final, en la que Italia venció a Francia en la tanda de penaltis, tras el empate a uno en el partido y la prórroga.

Tras su flamante torneo, Cannavaro fichó por el Real Madrid. Según se dijo en la época, Émerson y él llegaron por 23 millones €. Y fue en invierno de ese año cuando el central ganó el Balón de Oro, fruto de su enorme papel en el Mundial. Quedaron por detrás de él Buffon y Thierry Henry, siendo aún a día de hoy uno de los pocos centrales que ha ganado el trofeo.
Los dos primeros años, el conjunto blanco ganó la Liga, pero el papel del equipo en la Champions League fue muy pobre. Realmente, a Fabio no le vino bien alejarse del fútbol italiano, donde los jugadores jugaban más protegidos y con las líneas más juntas.

Tras un último año en el equipo madridista, volvió por un año a la Juventus y acabó su carrera futbolística en el Al-Ahli de los Emiratos Árabes.

DETALLES

Cómo jugaba: era un jugador que no llegaba a 1,80 m. lo que le otorgaba una mayor velocidad. Y contrariamente a la lógica, por arriba era un auténtico coloso con un enorme salto, y destacaba por su colocación. Además, era muy difícil de superar en el uno contra uno.

Dorsal más utilizado: 5.

Su sello: la anticipación, por arriba o a ras de suelo.

HOY EN DÍA

Equipo para él: Nápoles.

Valor de mercado: 54 millones €.

Futbolista actual ‘comparable’: Nicolás Otamendi.

Aquí os dejamos un vídeo de su actuación en el Mundial para que lo disfrutéis.

Muchas gracias por vuestra atención y esperamos que os haya gustado.

Tanko.