0
No has añadido ningún producto aún.
FutBlog.

Jugadores

Juan Román Riquelme, un jugador único en su especie

Hablemos de fútbol; es el turno de Juan Román Riquelme, centrocampista argentino que jugó entre 1996 y 2015.

Debutó como profesional en Boca Juniors en la temporada 96/97, con sólo 18 años, tras llegar de la cantera de Argentinos Juniors. Ese mismo verano, jugó el Mundial Sub 20 con su selección. El combinado argentino estaba integrado por jugadores como Leo Franco, Walter Samuel, Pablo Aimar, el propio Riquelme o un Esteban Cambiasso de apenas 16 años. La victoria en este torneo supuso el primer título de Román.

Después de dos años más en Boca, logró su primer título de Liga, venciendo el Torneo Clausura de 1999. Recordamos que entre 1990 y 2012 la liga argentina se dividía en los torneos apertura y clausura: de agosto a diciembre, el primero; y de febrero a julio, el segundo. Actualmente, la liga argentina se encuentra en proceso de adaptación al formato europeo, contando con 30 equipos y dos zonas.

La temporada 1999/2000 fue muy buena para Román y su equipo. Boca contaba con Óscar Córdoba bajo palos, Water Samuel, Rodolfo Arruabarrena, los hermanos mellizos Barros Schelotto o Martín Palermo, entre otros. El equipo xeneize se presentaba en la Copa Libertadores tras haberla ganado en dos ocasiones durante su historia. En la fase de grupos fue líder destacado; y en las eliminatorias (desde octavos), llegó a la final. Allí le esperaba el Palmeiras brasileño de César Sampaio, Roque Júnior, Alex o Faustino Asprilla. El partido de ida en La Bombonera concluyó con empate a dos y la vuelta acabó con empate a cero. Hasta 2005 los goles marcados fuera de casa no tenían valor doble, con lo que se fue a los penaltis y ganaron los argentinos.
Como ganador de la Libertadores, en noviembre de ese mismo año Boca tenía que jugar la Copa Intercontinental. Y el rival era el Real Madrid, ganador de la Champions League ante el Valencia. Boca salió campeón tras vencer al equipo blanco con dos goles de Palermo. Y éste fue el partido que encumbró a Riquelme y lo hizo conocido para todo el mundo. Aquí os dejamos un video con la exhibición que ofreció.

La siguiente temporada también fue muy exitosa. En Liga, Boca se hizo con el Apertura y volvió a jugar la Copa Libertadores por ser el vigente campeón. En la fase de grupos, sólo se dejó tres puntos; y en las eliminatorias, tras sufrir mucho y pasar por penaltis contra el Palmeiras, llegó a la final. Y en la finalísima esperaba el Cruz Azul mexicano. La ida la ganaron los argentinos (0-1) en el Estadio Azteca. Y la vuelta fue para los centroamericanos, con idéntico resultado, así que todo se decidió desde el punto de penalti. Boca volvió a salir campeón, por cuarta vez en su historia. Y a final de año, Román fue elegido mejor jugador de América, por delante de su compañero Óscar Córdoba y de Romário, que estaba en el Vasco da Gama con 34 años.

Y a los dos años, en la temporada 2002/2003, fichó por el Futbol Club Barcelona por 26 millones €. A los 24 años, Román llegó a un equipo de primer nivel europeo, pero las cosas no salieron como esperaba. Compartía vestuario con jugadores como Frank de Boer, Phillip Cocu, Fábio Rochemback, Gerard López, Gaizka Mendieta, Patrick Kluivert o Javier Saviola. Comenzó el año en el banquillo Louis Van Gaal, pero los malos resultados precipitaron su destitución y el fichaje de Radomir Antić. El equipo quedó en sexto puesto en Liga y Román no pudo brillar.

El verano siguiente se marchó cedido por dos años al Villarreal, dado que el nuevo entrenador culé, Frank Rijkaard, no contaba con él y se había fichado a Ronaldinho. Sus dos años en el equipo amarillo fueron muy buenos y Riquelme volvió a disfrutar jugando al fútbol. Llegaba a un conjunto en el que destacaban Pepe Reina, Fabricio Coloccini, Marcos Senna, Roger García, Sonny Ânderson, José Mari García, Antonio Guayre o el pequeño Víctor Fernández. Entre todos ellos, Román era el eje del equipo, el protagonista.

De esta forma, tras pasar esos dos años, el Villarreal se hizo a todos los efectos con el jugador argentino. Y llegó la temporada 2005/2006, en la que el equipo amarillo pudo hacer historia en la Champions League, con Manuel Pellegrini en el banquillo. Había llegado el goleador Diego Forlán y un joven Santiago Cazorla ya se estaba asentando. El equipo hacía un fútbol de campanillas y su papel en la máxima competición europea fue inolvidable. Tras pasar la fase de grupos en primera posición, en octavos eliminó al Glasgow Rangers y en cuartos dejó fuera al Inter de Milán de Adriano Leite, Julio Cruz, Obafemi Martins o Luís Figo, tras perder (2-1) en el Giuseppe Meazza y vencer (1-0) en El Madrigal. Y en semifinales esperaba el Arsenal de los invencibles. La ida en Londres se la llevó el equipo gunner con un solitario gol del Kolo Touré; y en la vuelta, el marcador no se había movido hasta que Gael Clichy cometió penalti sobre José Mari en el minuto 88. A pesar de ser un especialista consumado, el ‘10’ argentino no lanzó bien la pena máxima y el cancerbero Jens Lehmann acabó con el sueño del ‘submarino amarillo’.

Tras esto, Román no volvió a rendir igual y comenzó a tener problemas en el Villarreal, de forma que en febrero de 2007 se marchó cedido cuatro meses a Boca Juniors. Llegó cuando comenzaba la Copa Libertadores y su equipo se clasificó en segundo lugar en la fase de grupos, obteniendo el pase a octavos. Tras muchos apuros en las eliminatorias, llegó a la final ante el Grêmio de Porto Alegre. Aparte de Riquelme, destacaban en el equipo dos jóvenes Éver Banega y Fernando Gago; o los goleadores Rodrigo Palacio y Palermo. Pues la final se decidió por un global de cinco a cero en ida y vuelta, con tres goles de Román, que dio un grandísimo nivel. De esta forma, Boca ganó la quinta Libertadores de su historia, tercera bajo la batuta del ‘10’.

En verano, volvió al Villarreal tras finalizar la cesión. Estuvo muy cerca de irse al Atlético de Madrid, pero finalmente se quedó en El Madrigal. Pellegrini ya no contaba con él, así que acabó yéndose a Boca Juniors nuevamente, a finales de 2007. Jugó allí hasta la temporada 2013/2014, para finalizar su carrera al año siguiente en Argentinos Juniors. En estos años hubo varios títulos más, pero destacó el del verano del año 2008, cuando Román ganó el oro olímpico con su selección, siendo el capitán y uno de los tres mayores que iban convocados; completaban la selección jóvenes como Ángel Di María, Sergio Agüero o Lionel Messi.

DETALLES

Cómo jugaba: tenía un toque de balón y una visión de juego al alcance de muy pocos, y protegía muy bien la pelota, era casi imposible quitársela. También destacaba por su tremendo lanzamiento de falta, y por la facilidad con la que se iba en el uno contra uno, pero nunca por velocidad. Se bromeaba con que podía jugar con las manos en los bolsillos.

Dorsal más utilizado: 10.

Su sello: la pisada.

HOY EN DÍA

Equipo para él: Futbol Club Barcelona.

Valor de mercado: 65 millones €.

Futbolista actual ‘comparable’: Gylfi Sigurðsson.

Aquí os dejamos un vídeo suyo para que lo disfrutéis.

Muchas gracias por vuestra atención y esperamos que os haya gustado.

Tanko.