0
No has añadido ningún producto aún.
FutBlog.

Jugadores

Mario Jardel, el rey del gol que abdicó antes de tiempo

Hablemos de fútbol; es el turno de Mário Jardel, delantero centro brasileño que jugó entre 1994 y 2011.

Comenzó su carrera en el Vasco da Gama, y a los 22 años dio el salto a Grêmio de Porto Alegre. Allí obtuvo el primer título de su carrera, tanto a nivel colectivo como individual. Por un lado, el equipo le ganó la Copa Libertadores al Atlético Nacional de José René Higuita; y por otro, Mário fue el máximo goleador del torneo. Anotó 12 goles, cinco más que el segundo clasificado, Víctor Hugo Aristizábal, también del Atlético Nacional. Recordamos que la Libertadores es el equivalente de la Champions League en Sudamérica.

Tras dos años en el equipo brasileño, en verano de 1996 llega a Portugal, al Oporto, concretamente. El equipo portugués contaba con jugadores como Aloísio, Doriva, Sérgio Conceição, Ljubinko Drulović o Zlatko Zahovič. En su primer año, se proclamó campeón de Liga y comenzó a hacer lo que mejor sabía, marcar goles; anotó 30 dianas en Liga. Y la temporada siguiente fue bastante parecida a la anterior; Mario volvió a alzarse campeón de Liga con el Oporto y marcó 26 goles en la competición doméstica.

El año siguiente, el delantero brasileño siguió a un gran nivel y marcó 36 goles en Liga para llevar al Oporto a su tercera Primeira Liga consecutiva. Aquella temporada ganó su primera Bota de Oro, por delante de Raúl González y Ruud Van Nistelrooy. Destacar que los goles en Portugal o en Holanda tienen menos valor que los marcados en las ligas potentes, con lo que hay que meter muchos goles para ganar el trofeo jugando en una liga menor.

La temporada 1999/2000 fue muy interesante. En Liga, el Oporto fue subcampeón tras el Sporting de Lisboa de Peter Schmeichel y Aldo Duscher, a pesar de los 37 goles que marcó Jardel. Mencionar que se quedó sin su segunda Bota de Oro consecutiva por el valor de los goles antes mencionado, ante los 30 goles que marcó en Premier League el inglés Kevin Phillips. Y el papel del equipo portugués en Champions fue muy bueno. Pasó la primera liguilla en segundo lugar tras el Real Madrid; y la segunda (recordamos que antes había dos fases de grupos), también en segundo lugar, por detrás del Fútbol Club Barcelona. En cuartos de final, el equipo luso se enfrentaba al Bayern de Múnich de los Oliver Kahn, Mehmet Scholl, Paulo Sérgio o Giovane Élber. La ida finalizó con empate (1-1) con gol de Jardel; y en la vuelta, Mario empató en el último minuto un gol inicial de Paulo Sergio. Pero Thomas Linke marcó el 2-1 en el descuento y dio el pase a la siguiente ronda al Bayern. Destacar que Jardel fue el máximo goleador de la competición con 10 goles, empatado con Raúl y Rivaldo. En junio de aquel año, el Galatasaray pagó 12 millones € por él.

A sus 28 años, Mario llegaba a un equipazo, que había ganado las cuatro últimas ligas y venía de ganar la Copa de la UEFA al Arsenal de Patrick Vieira o Thierry Henry. Destacaban jugadores como Cláudio Taffarel, Gheorghe Popescu, Ümit Davala, Emre Belözoğlu, Okan Buruk, Hasan Şaş o el súper clase Gheorghe Hagi. Nada más llegar al equipo turco, se jugó la Supercopa de Europa ante el Real Madrid, que había ganado la Champions. En el equipo blanco destacaban Roberto Carlos, Luís Figo o Raúl, así como la presencia como titular en ese partido de Albert Celades. El Galatasaray se adelantó con gol de Jardel y el partido se fue a la prórroga tras el empate del capitán madridista. En el tiempo suplementario, Mario hizo el segundo gol y los turcos se hicieron con el trofeo internacional. En la competición doméstica, los de Estambul fueron subcampeones a pesar de los 22 goles del brasileño. Y en la Champions el papel fue muy bueno, ya que el equipo pasó las dos fases de grupo, como ya hizo Jardel con el Oporto. El rival fue el Real Madrid, repitiendo el duelo que tuvo lugar en agosto. El equipo blanco se adelantó 0-2, pero los turcos remontaron, con el tercer gol de Mário. La vuelta la ganaron (3-0) los merengues, pero el papel del Galatasaray fue muy bueno y el brasileño se quedó a un gol del máximo goleador.

La temporada 01/02, el Sporting de Lisboa fichó a Jardel, que se proclamó campeón de la Primeira Liga de nuevo. El brasileño hizo historia, además, marcando 42 goles en Liga para adjudicarse su segunda Bota de Oro.
Durante la competición hubo problemas económicos en el club lisboeta, y en julio de 2002, tras volver de vacaciones, Jardel dio una rueda de prensa pidiendo que le dejaran irse. Tenía 29 años, y dadas sus características como jugador y su gol, tenía gasolina para unas cuantas temporadas. Pero ese mismo verano se separó de su mujer; y Mário tuvo que ser internado en una clínica psiquiátrica por una depresión. Aquella temporada no jugó muchos partidos, pero tuvo buenas cifras goleadoras, y al final de la campaña, dejó el equipo lisboeta.

A partir de la siguiente temporada, la 02/03, Jardel comenzó el ocaso de su carrera. Pasó por Bolton Wanderers, Ancona, Newell´s Old Boys, Goiás, Anorthosis Famagusta, Newcastle Jets… diez equipos en ocho años. Y ninguna temporada sobrepasó los cinco goles. A los años, admitió que en 1998 comenzó a consumir cocaína; e incluso relató cómo los médicos del Oporto lo sabían, porque él se lo contó, y le ayudaban con los controles.

DETALLES

Cómo jugaba: era un delantero que destacaba por la facilidad para marcar gol. Fuerte físicamente, remataba de maravilla con el pie o la cabeza. Aparte jugaba muy bien de espaldas y tenía un gran tiro.

Dorsal más utilizado: 16.

Su sello: el remate.

HOY EN DÍA

Equipo para él: Valencia.

Valor de mercado: 48 millones €.

Futbolista actual ‘comparable’: Edin Džeko.

 
Muchas gracias por vuestra atención y esperamos que os haya gustado.

Tanko.