0
No has añadido ningún producto aún.
FutBlog.

Jugadores

Michael Laudrup, clase y elegancia por los cuatro costados

Hablemos de fútbol; es el turno de Michael Laudrup, centrocampista ofensivo danés que jugó entre 1981 y 1998.

Debutó en la primera división danesa en la 81/82, a los 17 años de edad. Lo hizo en el FC Copenhage, en el que el año anterior había jugado su padre. Después se fue al Brondby, donde fue elegido mejor jugador de la liga.

En el verano de 1983, y con sólo 19 años, decidió dar el salto a la liga italiana. Fichó por la Juventus de Turín de Cesare Prandelli, Claudio Gentile, Gaetano Scirea o Paolo Rossi. En aquella época sólo se admitían dos jugadores extranjeros y los juventinos eran Michel Platini y Zbigniew Boniek. Por este motivo, se marchó dos años cedido a la Lazio de Roma.

En junio del 85 llegó a la Vecchia Signora, tras el hueco dejado por la marcha del polaco Boniek a la Roma. Su primera temporada fue fantástica y, junto al galo Platini, llevó a al equipo al campeonato de liga. En segundo lugar quedó la Roma del polaco, que jugaba con Toninho Cerezo y Carlo Ancelotti. Y la tercera posición fue para el Nápoles de Ciro Ferrara y Diego Armando Maradona.

En diciembre de esa misma temporada, los bianconeri jugaban la Copa Intercontinental por ser los vigentes campeones de la Copa de Europa; y también la ganaron. Señalar que esa Copa de Europa fue la de la tragedia de Heysel. Michael estuvo otros tres años en Italia, coincidiendo uno de ellos con el red Ian Rush, en el 87. Y para acabar su etapa transalpina, hay que decir que estuvo cerca de ganar el Trofeo Bravo en 1986, otorgado tras año natural al mejor europeo menor de 21 años. Sus mayores rivales fueron Emilio Butragueño, vencedor los dos años anteriores, y el ganador, Marco Van Basten.

En verano del 89, y con 25 años recién cumplidos, llegó al Fútbol Club Barcelona. Firmó con la carta de libertad, pero la UEFA obligó al equipo culé a abonar 220 millones de pesetas en concepto de formación y promoción. Su primera temporada no fue buena y hasta recibió críticas públicas de su valedor, Johan Cruyff. Ese año, los extranjeros junto a Michael eran Ronald Koeman y Aloisio. A pesar del discreto papel del equipo, se proclamó campeón de la Copa del Rey ante el Real Madrid de Bernd Schuster, Óscar Ruggeri, Rafael Martín Vázquez o Hugo Sánchez.
En la 90/91, con la llegada de Hristo Stoichkov, ganaron la primera de las cuatro ligas consecutivas. También aportaron lo suyo Julio Salinas, José Mari Bakero, ‘TxikiBegiristain, Jon Andoni Goikoetxea o Eusebio Sacristán. La siguiente temporada, casi con el mismo equipo, Michael se proclamó campeón de Liga y ganó la primera Copa de Europa del club catalán.
Curiosamente, al año siguiente, la relación de Laudrup y Stoichkov con Cruyff era bastante mala. El entrenador holandés les criticaba por su pasividad; y todo esto no hacía más que desgastar su relación.
Así llegamos a la 93/94, última temporada de Michael en el Barça. El equipo ganó la Liga y llegó a la final de la Copa de Europa. Meses antes de acabar la competición doméstica, el danés ya tenía decidido no renovar con el equipo culé, dado el punto al que había llegado su relación con Cruyff. Además, la llegada de Romario había restado protagonismo al danés, que tuvo que ver la derrota en la final por 4-0 ante el Milan desde el banquillo. En el equipo rossonero destacaban Paolo Maldini, Marcel Desailly, Zvonimir Boban, Dejan Savićević o Daniele Massaro. Eso sí, ha quedado en el recuerdo de todos aquel mágico pase de Michael a Romario, aquí lo tenéis.

Después, se fue al Real Madrid con la carta de libertad, aunque tuvo que afrontar un pago de 200 millones relativo a una cláusula en su contrato con el Barcelona, por si se marchaba a otro equipo español. Llegó a un equipo que se proclamaría campeón de Liga, siendo la quinta consecutiva para Michael. Contaba con compañeros como Fernando Hierro, Fernando Redondo, José Emilio Amavisca, Alfonso, Raúl o Iván Zamorano; y en el banquillo estaba Jorge Valdano. La temporada siguiente fue más discreta, por no decir mala. Valdano fue cesado, le sustituyó Arsenio Iglesias y el equipo blanco acabó en la sexta plaza, fuera de puestos europeos.

Sus dos últimos años como futbolista los jugó en Japón, en el Vissel Kobe, y en el Ajax de Ámsterdam holandés.

DETALLES

Cómo jugaba: era un jugador elegante y con mucha clase. Es más recordado por sus pases espectaculares, pero también tenía muy buen cambio de ritmo y un gran golpeo. De esta forma, sus números goleadores son buenos.

Dorsal más utilizado: es el primer jugador del que escribimos que no tuvo un dorsal más o menos fijo. Alternó el 9, el 10 y el 11 en tres grandes como Barça, Real Madrid y Juve.

Su sello: el pase mirando a la grada.

HOY EN DÍA

Equipo para él: Manchester City.

Valor de mercado: 75 millones €.

Futbolistas actuales “comparables”: Julian Draxler.

Aquí os dejamos un pequeño video para que lo disfrutéis.

Muchas gracias por vuestra atención y esperamos que os haya gustado.

Tanko.