0
No has añadido ningún producto aún.
FutBlog.

Jugadores

Roberto Carlos, la potencia hecha hombre

Hablemos de fútbol; es el turno de Roberto Carlos, lateral izquierdo brasileño que jugó entre 1994 y 2016.

Comenzó la carrera futbolística en su Brasil natal, en el União São João, más concretamente. El siguiente paso le llevó al Atlético Mineiro y, posteriormente, fichó por el Palmeiras, donde debutó en la máxima categoría y jugó dos temporadas. Allí coincidió con jóvenes jugadores como él que pronto darían el salto a Europa. Entre ellos destacaban Marcos EvangelistaCafú’, Vítor BorbaRivaldo’ y Edmundo Alves.

Así, la temporada 95/96 llegó al Inter de Milán por 600 millones de pesetas. Dio el salto a una liga potente a los 22 años y no tardó en destacar. En el equipo nerazzurro jugó con Gianluca Pagliuca, Giuseppe Bergomi, Javier Zanetti, Paul Ince o Maurizio Ganz. A pesar de jugar en el lateral izquierdo, empezó a mostrar lo que sería, ya que al margen de los delanteros, fue de los máximos goleadores del equipo. Hay que destacar que el entrenador del Inter en aquella época, Roy Hodgson, no le ponía como lateral, ya que no le convencía en esa posición.

Al año siguiente, Roberto llegó al Real Madrid. Según contó su valedor, Fabio Capello, el fichaje del brasileño fue muy sencillo, ya que el Inter quería venderlo, y se hizo todo en un día. Los blancos pagaron 1.000 millones de pesetas y fue, probablemente, el fichaje más rentable de su historia. Ganó muchísimos títulos, alternando la Liga y la Champions cada año.

En su primera temporada, fue titular indiscutible en el lateral izquierdo y se hizo con su primera Liga. El ‘once’ inicial lo formaban Bodo Illgner, Rafael Alkorta, Fernando Hierro, Clarence Seedorf, Víctor Sánchez del Amo o los delanteros Raúl González, ‘PedjaMijatović o Davor Šuker. Era la época previa a los galácticos.

Y la segunda temporada fue la de la primera Champions de Roberto Carlos. El Real Madrid no la ganaba desde hacía más de 30 años y el gol que recordamos de Mijatović, que a la postre volvió a dar la gloria al equipo merengue, llegó precedido de un centrochut del lateral brasileño.

Dos temporadas después, llegó la 1999/2000, para la que el equipo había sufrido cambios. La defensa la completaban Míchel Salgado o Iván Helguera; y en el centro del campo, contaban con muchos minutos Sávio Bortolini, José María GutiérrezGuti’ y Steve McManaman. Arriba, Fernando Morientes y Nicolas Anelka acompañaban al incombustible Raúl. Pues aquél fue el año de la final de la Champions ante el Valencia. Tras el primer gol de Morientes, el segundo tanto de McManaman vino del rechace de un saque de banda en largo de Roberto Carlos. Luego, Raúl sentenció la que sería la octava Champions del Real Madrid.

Al año siguiente, llegó el primer fichaje galáctico, Luís Figo. Roberto siguió siendo amo y señor del lateral izquierdo madridista y su equipo se proclamó campeón de Liga. Durante los siguientes años, fueron llegando el resto de galácticos de Florentino, como Zinedine Zidane, Ronaldo Nazário, David Beckham… y el equipo merengue se volvió a hacer con dos ligas y varios títulos más. Pero nos centraremos en la temporada 2001/2002.

Aquel año, el Real Madrid se clasificó para la final de la Champions, que a la postre supondría el noveno título del equipo blanco. En la final esperaba el Bayer Leverkusen de Lúcio, Carsten Ramelow, Michael Ballack, Zé Roberto, Oliver Neuville o Dimitar Berbatov. Básicamente, recordamos aquella final por la volea de Zidane, la cual surgió de una jugada por banda del lateral brasileño. Y en el primer gol, el mismo Roberto sacó de banda, sorprendiendo al rival para que Raúl anotara solo ante Butt. Tras la Champions, se jugó el Mundial de Corea y Japón, en el que Brasil se proclamó campeón; junto a Roberto, completaban la defensa Roque Júnior, Lúcio y Cafú. Aquél fue un año redondo para Roberto Carlos.

De esta forma, en la temporada 2007/2008, a los 34 años, el lateral se marchó al Fenerbahçe turco, que estaba entrenado por su compatriota y leyenda brasileña Arthur Antunes Coimbra, ‘Zico’. En el equipo destacaban jugadores como Volkan Demirel, Diego Lugano, Colin Kazim-Richards, Deivid o Mateja Kežman. Y como consecuencia del gran juego del equipo y del liderazgo del brasileño, el Fenerbahçe llegó a los cuartos de final de la Champions League. Fue eliminado por el Chelsea, que posteriormente perdió la final contra el Manchester United por penaltis.

El año siguiente no fue tan bueno, pero destacar que en el banquillo del equipo estaba Luis Aragonés; y que llegaron jugadores muy interesantes como Emre Belözoglu o Daniel Güiza.
Tras marcharse de Turquía, tuvo un breve paso por su país, concretamente por el Corinthians, donde volvió a coincidir con Ronaldo. Y para acabar su carrera, fichó por el Anzhi Makhachkala, llegando así a un proyecto ambicioso, rodeado de grandes fichajes como Yuri Zhirkov que llegó del Chelsea, o Samuel Eto’o, procedente del Inter de Milán. Tras varios años retirado, volvió a calzarse las botas en la India, en el Delhi Dynamos concretamente, donde coincidió con Toni Doblas, John Arne Riise y Florent Malouda.

DETALLES

Cómo jugaba: era un jugador con una potencia descomunal en todos los sentidos. Por un lado, podía correr la banda durante el partido en innumerables ocasiones; por otro, tenía una forma peculiar de golpear al balón, con muchísima violencia.

Dorsal más utilizado: 3.

Su sello: el golpeo de balón.

HOY EN DÍA

Equipo para él: Juventus de Turín.

Valor de mercado: 50 millones €.

Futbolista actual ‘comparable’: Ricardo Rodríguez.

Aquí os dejamos un vídeo suyo para que lo disfrutéis.

Muchas gracias por vuestra atención y esperamos que os haya gustado.

Tanko.